sábado, octubre 21, 2017
últimas noticias
Inicio | Placeres | Equipaje | Respirar aires de la bahía desde el Golden Gate

Respirar aires de la bahía desde el Golden Gate

Por Ana Isabel Briceño

Quien no ha escuchado sobre el imponente puente colgante de San Francisco, California. Creo que muchos lo han visto en portadas de revistas, postales, estampado en camisas o en forma de souvenir. Por esos azares del destino recorrí caminando el flamante Golden Gate (“La puerta dorada”), que dicho sea de paso no es dorado: sino de un rojo intenso. Esta maravilla de la ingeniería mide 1.970 metros de longitud y cuenta con 67 metros de altura para dar paso a las embarcaciones marítimas.

La ambiciosa obra que inicio su construcción a cargo del ingeniero en jefe Joseph Strauss, el 5 de enero de 1933, costó alrededor de 35 millones de dólares; una astronómica cifra incluso para esta época y fue concluido en abril de 1937. Cuenta con tres formas para ser transitado, uno es caminando a través de un pasaje para peatones, otra a bordo de un carro y la menos convencional es en bicicleta, en un canal diseñado para tal fin.

La bahía, es lo más atractivo del recorrido, ésta parece reclamar la atención, exige que veas su azul intenso en contraste con un cielo iluminado por el sol y una que otra nube alrededor. A través de esta puerta de acero solido, se divisa a lo lejos la famosa cárcel Alcatraz, una fortaleza que albergaba a los más peligrosos criminales y que hoy es un museo; el cual solo se puede recorrer reservando el paseo con bastantes semanas de anticipación.

Como la brisa es algo fuerte, es recomendable llevar una buena chaqueta e ir con pantalones largos.

Es usual conseguir a un innumerable grupo de tusristas conociendo el lugar.

Luego de recorrerlo puedes pasearte por su hermosa galería al aire libre donde en cuadros se muestran las fases que llevaron al Golden Gate a ser lo que es hoy en día. También está una estatua gigante de bronce de Joseph Straus, junto a la que puedes inmortalizar el momento.

Otro dato curioso, es el área recreacional El Presidio, un puesto militar que marca el inicio poblacional de San Francisco como ciudad, después de albergar a los primeros españoles que llegaron a estas tierras en 1776, y luego de pasar a México por 24 años, es tomado por la Armada de los Estados Unidos en 1846, quien le da un carácter de oficina postal principal y centro administrativo y social. Desde sus ruinas se obtiene una vista perfecta de la bahía y el Golden Gate, ideal para tomar excelentes fotos. Como dato adicional, quienes quieran conocer a profundidad de la historia del lugar pueden acudir a las visitas guiadas que se ofrecen solo durante los días de semana.

Otro de los recorridos obligados es en el puerto, donde se puede apreciar la serenidad de las aguas de la bahía y los imponentes yates de lujo. San Francisco, también se caracteriza por mostrar un downtown (centro) lleno de edificios modernos, en una atmósfera ligeramente agitada. En su parte más urbana están las tradicionales casas, pegadas unas de la otra, con ventanas amplias frontales y unas escaleras cortas que dan acceso a la entrada. Es una ciudad costosa, con grandes oportunidades de empleo; un lugar para volver y explorarlo desde diferentes lugares.

Disfrute de la revista en Issuu

Chequear también

Panamá: Mirando hacia el futuro

Si bien hasta hace unos años poco se escuchaba en Uruguay acerca de Panamá, más …

Diez cosas que no puede dejar de hacer en Nueva York

La Gran Manzana es considerada como un destino turístico por excelencia, una urbe cosmopolita con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *