Miércoles, Agosto 23, 2017
últimas noticias
Inicio | Placeres | Equipaje | Turismo vivencial

Turismo vivencial

Cuando se planea un viaje o se elige un nuevo destino, se comienza a visualizar lo que viene por delante: vuelos, escalas, aeropuertos, traslados, hoteles y un montón de cosas que trae consigo el solo hecho de viajar; una de las actividades más practicadas y que mueve la economía de todo el mundo. Pero un viaje no es solo velocidad y movimiento. Hace ya un tiempo se está experimentando una nueva opción, el turismo vivencial, que se basa en conectarse con el lugar mediante su cultura, su historia y su gente, vivenciando experiencias personales y cercanas.

Por: Redacción Sala de Espera

El turismo vivencial no se trata de los típicos paseos, circuitos túristicos y alojamiento en hoteles de cadenas locales o internacionales, sino que uno se hospeda generalmente en casas de los lugareños, compartiendo tiempo con ellos y su entorno.

Sala de Espera tuvo la posibilidad de experimentarlo recientemente en Perú, invitados por Avianca y Siur Viajes. Partimos de Cusco hacia la comunidad campesina de Eqqueco Chacán a una hora de viaje en camioneta en la Provincia de Anta a 3.400 metros sobre el nivel del mar.

Una vez llegados a la comunidad, se abren las puertas desde la sonrisa permanente de Leucadia, una mujer alegre que cada tres palabras dice “compañero”. Orgullosa, esta pequeña mujer muestra su casa donde aloja turistas al lado de su huerta y el campo con vista a las altas montañas de la zona. Era la primera vez que recibían a un uruguayo; estaban acostumbrados -desde hace poco tiempo- a albergar visitantes ingleses, gracias a la ONG Action Aid de Inglaterra y lo mismo con visitantes españoles, a través de Ayuda en Acción, la otra Organización no gubernamental que les dio su apoyo logístico y económico.

Es así que esta mujer en nombre de toda su comunidad, nos invita a tomar la chicha de jora, una bebida fermentada cuya preparación se compone principalmente de maíz malteado. Antes de beberla se la ofrenda a la Pachamama, la Madre Tierra, entre frases y cantos nativos. La chicha se elabora desde la época pre incaica y es de carácter sagrado, y se utiliza en actos ceremoniales y fiestas de todas las culturas prehispánicas de la zona central andina.

Tras la bienvenida, la acompañamos -junto a un grupo de mujeres- a cosechar papas, zanahoria, zapallo y habas, que un poco más tarde estaríamos saboreando junto con un pescado al horno de barro.chicha-de-jora

Desde adentro

Conversamos con un integrante de la Asociación Civil Wara, Erbert Cárdenas, principal precursor del turismo vivencial en Chacán, Perú

¿Cómo se empezó a trabajar en turismo comunitario y vivencial en la Comunidad de Chacán?

La propuesta de intervención de Wara está basada en seguridad y soberanía alimentaria, y la lucha contra la desnutrición de niños y niñas y la carencia económica de las familias campesinas. La seguridad y soberanía alimentaria entendida no solo como el acceso y disponibilidad de alimentos, sino que tenía que ver con otros componentes, como la gestión del agua, la mejora en la educación de los niños y niñas en un contexto intercultural y la salud preventiva promocional.

—¿Cuántas familias participan del proyecto?

—El proyecto se lanzó para toda la comunidad. Pese a ello, en un primer momento se comenzó con 90 familias con las cuales se sigue trabajando. No obstante, a la fecha son 30 familias que disponen y tienen las condiciones para atender a los turistas que buscan formas alternativas de involucrarse con familias campesinas con una larga tradición cultural.

—¿Cómo fue el apoyo y asesoramiento de WARA?

—Después de planificar con la comunidad campesina los pasos a seguir, tanto por las familias y Wara, llegó la hora de los compromisos. Estos son compartidos entre ambas instituciones. Las familias tienen que tener la voluntad para el cambio, disponer de tiempo para brindar su trabajo, preparar adobes para construir la vivienda, estar dispuesto para asistir a cursos y talleres, viajar a ver otras experiencias. Todo esto lo cubre Wara con los recursos que recibe de Ayuda en Acción; apoya con la implementación de las viviendas -puertas, ventanas, sanitarios, entre otros-. Al momento, el proyecto se encuentra en la fase de promoción con la Dirección de Cultura y otras entidades vinculadas al turismo para que sea una propuesta sostenible.

El turismo vivencial o “turismo de inmersión”, se perfila como una modalidad pujante dentro del turismo mundial. Sensaciones, culturas, personajes, vidas que logran ahondar en lo más profundo del “turista”, que deja de serlo para empezar a vibrar con la sintonía del lugar.

Agradecimientos: Avianca — Siur Viajes — Erbert Cárdenas — Leucadia Justiniani — Alfonso Bermejo.- Comunidad Campesina de Eqqueco Chacán, Disfrute de la revista en Issuu

Chequear también

Panamá: Mirando hacia el futuro

Si bien hasta hace unos años poco se escuchaba en Uruguay acerca de Panamá, más …

Diez cosas que no puede dejar de hacer en Nueva York

La Gran Manzana es considerada como un destino turístico por excelencia, una urbe cosmopolita con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *