Domingo, Abril 30, 2017
últimas noticias
Inicio | Sentidos | Mundo Animal | Conocer un poco más al “fiel amigo”

Conocer un poco más al “fiel amigo”

Estudios dan fe de lo que antes se sustentaba sólo en la creencia común. Científicos dedicados a analizar la conducta de animales, en especial de los perros, dan luces sobre la fidelidad canina. Son, según parece, los verdaderos mejores amigos, pero aún hay mucho por investigar

Por Hans Graf

Siempre hemos tenido la curiosidad por saber qué piensan nuestros perros, o por qué actúan como lo hacen. Que él esté pendiente de la puerta, que sepa con el simple sonido del carro que su compañero humano se acerca, que muevan la cola sin parar al vernos, son algunas de las manifestaciones de algo que se ha convertido en expresión de la fidelidad canina, esos gestos que le han permitido a los perros ganarse el mote de los mejores amigos del hombre.

En una de sus más reciente publicaciones, la revista Scientific American aborda este interesante tema. En un estudio de la Eötvös Lorand University de Budapest, el investigador y escritor Jason G. Goldman, sustrae puntos importantes sobre las razones por las cuales los perros aman a la gente. La identificación de un gen denominado OXTR (Receptor de Oxitocina) en determinadas razas, permitió evaluar las reacciones de los perros ante diversos estímulos. La llamada “hormona del amor” (Oxitocina) está asociada con la interacción social de los animales y su comportamiento social extendido. El simple gesto de acariciar a un animal hace que esta hormona se libere y actué sobre el sistema. ¿Sólo una reacción química?, está por verse.

Sin embargo, otro estudio señala que tras ciertas pruebas de interacción con animales, sus compañeros y un extraños, no existen evidencia conclusiva que indique que si “uno ama mucho a un perro, éste lo amara directamente e incondicionalmente”, pero sí hay grados de afinidad con sus dueños. La prueba aplicada tiene varias sub-escalas y un diseño que somete al perros a una serie de estímulos entre su “propietario” y un extraño. Señala Goldman que “no existe una correlación entre la cercanía emocional percibida por los dueños en la escala del test denominado “MDORS” (en sus siglas en inglés “Monash Dog Owner Relationship Study”) y el comportamiento de los perros ante situaciones nuevas e inusuales”; esto quiere decir que la reacción de emoción de un perro al volver a ver a su dueño, tras pasar tiempo con un extraño, no necesariamente es amor, pero sí indica cierto grado de fidelidad con el humano al cual se está acostumbrado.

“En la concepción del mundo de los perros, estos no son ni menos ni más inteligentes entre ellos, apunta Brian Hare, de la Universidad de Duke. “Solo tienen distintos grados de inteligencia, sabemos que son excepcionales en ciertas áreas, aunque la mayoría de mi investigación está dedicada al grado de cooperación que tienen con los humanos. Para ponerlo más sencillo, cómo ellos interpretan nuestros gestos para entendernos y obtener lo que quieren”, señala el investigador que maneja también la web dognition.com.

Otros aspectos estudiados sugieren que los perros llevan su vida apegados a las reglas. Aunque la imposición de estas varía y no siempre es un éxito, señalan en la revista Scientific American que se puede hablar hasta cierto grado de una inclinación natural por el llamado “Juego limpio”.

Lejos de ser conclusivas, varias investigaciones han abierto las compuertas para el estudio de la conducta canina. Al final sugieren -en los últimos cinco años que han tomado un verdadero auge-, que sí hay una mente inteligente, y mucho más compleja de lo que pensábamos, detrás de esas miradas tiernas y ese menear de la cola que tantas sonrisas despiertan en nosotros.

Disfrute de la revista digital

Chequear también

Tenencia responsable

En varias ocasiones cuando escuchamos hablar sobre tenencia responsable, se hace alusión al maltrato físico, …

Lengua afuera

Arrancó la primavera y comienzan las altas temperaturas, esto precede un verano caluroso en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *