Sábado, Agosto 19, 2017
últimas noticias
Inicio | Sentidos | Mundo Animal | Mejores amigos

Mejores amigos

Al vivir con un perro como parte de la familia hay que asumir responsabilidades y comprender que se deben cumplir tareas para que la relación con su compañero canino sea excelente para ambos.

Por Hans Graf

Tener un perro en casa no es un asunto que se pueda tomar a la ligera. Es como un hijo más, como un amigo que confía ciegamente en la buena fe de quién se dice su dueño o amo, aunque ambos términos no sean, honestamente, los que mejor definen la relación. Acá podemos hablar de familia.

Es una verdadera responsabilidad y no se puede asumir como una relación comercial. Se trata de un miembro más de la familia que espera recibir algo a cambio de su fidelidad, de sus cariños, de su lealtad, de su obediencia. Usted es el jefe de la manada, o la jefa según sea el caso, y debe velar por el bien de todos los que conviven en su hogar. El perro no es la excepción.

Para ser un buen compañero de su can, podríamos elaborar una guía que le sirva para entender cuán importante son algunas cosas que muchas veces pasamos por alto.

Primero, debe saber elegir a su amigo. No meta a un Golden Retriever en un apartamento de 70 metros cuadrados. Ni siquiera si usted está dispuesto a salir todos los días a pasear con él. Seleccione bien según características y según el presupuesto familiar para su mantenimiento. Un perro implica gastos.

Ofrecerle a su perro la alimentación adecuada es fundamental. Es importante que le proporcione alimentos que contengan los nutrientes necesarios para su sano crecimiento. Evite darle de comer sobras o dulces. Nada de chocolate y cuando seleccione una marca de alimentos, asegúrese que ésta cumple con normas de nutrición y seguridad. Si su perro come bien, pues estará abierto a llevar una vida sana que le permitirá a todos en la familia disfrutar.

También es fundamental hacer las diligencias médicas. Desparasitar periódicamente, vacunarlo y darle atención veterinaria. Esto además debe ir de la mano con el buen trato y el cariño que merece su canino amigo. Es importante que aprenda a compartir con la familia y educarlo para que su vida sea parte de la dinámica de su hogar. Él también debe cumplir reglas.

No lo aísle. Sáquelo a pasear, que comparta con otros animales y al tenerlo en la calle manténgalo siempre con su correa y que lleve la identificación requerida, en caso de extravío. Coloque al menos un número de referencia en su placa y el nombre del animal. Recuerde que él no sabrá defenderse en la calle. Jamás los abandone, eso es un acto cruel y criminal. No debería llegar a este punto, pero si abandonarlo pasa por su mente, contacte antes a cualquier refugio animal o una ONG. Existen muchas dispuesta a asumir el compromiso. No tenga un can, si piensa que no podría hacerlo parte de su familia.

Recuerde siempre en su lista, que los juegos, el amor, el respeto físico y todos los abrazos que le pueda dar, serán ingredientes para una sana relación y que su canino amigo le recompensará por esto.

Disfrute de la revista digital

Chequear también

Casa para ronronear a gusto

Tener gatos es un reto, una tarea con sus dificultades y compromisos. Es toda una …

Conocer un poco más al “fiel amigo”

Estudios dan fe de lo que antes se sustentaba sólo en la creencia común. Científicos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *