Sábado, Agosto 19, 2017
últimas noticias
Inicio | Sentidos | Rincon Infantil | Juguemos a filosofar

Juguemos a filosofar

En el trajín del día a día, la rutina, obligaciones y las tantas tareas que realizamos, se nos olvida a menudo detenernos a reflexionar sobre cuestiones más trascendentales, más profundas o menos mundanas. Los aspectos personales y profesionales, el crecimiento de los hijos y la atención de las mil variables que van surgiendo, se transforman muchas veces en una carrera de vallas que nos deja tan vacíos como exhaustos, y con ese gusto a nada que suele tener todo aquello que no terminamos de saborear.

Por Silvana Barlocci — www.silvanabarlocci.com

Parecería que pensar sobre la vida misma y sus mil variantes y posibilidades es una pérdida de nuestro escaso tiempo. ¿Tiempo para pensar? ¿Quién lo tiene? Resulta muchas veces mejor comprar un paquete hecho de alguna promoción que incluya respuestas dadas y digeridas.

¿Cuándo nos detenemos a cuestionarnos de dónde venimos, hacia dónde vamos, qué buscamos en la vida? ¿Queremos hacer lo que estamos haciendo y del modo que lo hacemos? Y todavía un poco más. ¿Nos damos espacio para llegar a sentir dentro nuestro las interrogantes que van surgiendo?

Y si no logramos conectar los adultos con esto, qué espacio dejamos para que los chicos dejen sonar su propio ritmo. ¿Qué hacemos con los cuestionamientos de los pequeños? ¿Los respondemos inmediatamente mutilando la curiosidad, o damos espacio para que una pregunta de nacimiento a otra y así sucesivamente?

La educación tradicional se ha enfocado en impartir conocimiento para que el alumno lo absorba e incorpore sin cuestionarlo, sin fraccionarlo, polemizarlo ni discutirlo. El “ no saber” es sancionado, promoviendo así la búsqueda de respuestas absolutas y correctas. Sin embargo hay un interés genuino por la existencia y sus asuntos que sigue pulsando dentro de cada uno.

La filosofía aparece en alguna asignatura de la adolescencia y nos abre un mundo de permisos tantas veces negados. Pero, ¿por qué deberíamos esperar a cierta edad y al avalado ámbito académico formal para dar rienda suelta a los cuestionamientos más profundos y valiosos? ¿Por qué no fomentar ese despliegue de preguntas y atrevernos a bucear por posibles respuestas con los más chicos? ¿Por qué no podemos acostumbrarnos a buscar adentro y no afuera? ¿La comprensión de la vida y sus asuntos, es separable del juego espontáneo del niño? ¿No es a través del juego que, justamente, el niño conoce y se relaciona con su entorno?

En el mes de Mayo llegó a Montevideo una innovadora propuesta llamada Ludosóficos, quienes impulsan un proyecto educativo que, mediante el juego y la literatura promueven en los niños la investigación filosófica. ¿Filosofía para niños? Sí. Un espacio en donde el no saber, estimula el co-crear posibles respuestas, y habilita un proceso reflexivo riguroso y a la vez cautivador.

Su propuesta abarca distintas áreas como coordinación de talleres en donde se da rienda suelta a la imaginación, creatividad y la espontaneidad, la oferta de distintos libros que invitan a reflexionar sobre temas tales como crueldad, violencia, libertad, sueño, lo posible e imposible, felicidad o el sentido de la vida, entre otros y desde distintas ópticas. También ofrece formación para docentes y educadores como modo de brindar herramientas que ayuden a encarar temas complejos de un modo innovador, y el proyecto de conformar un grupo de investigadores en diferentes áreas con el fin de deliberar sobre lo que significa la filosofía con niños a la vez que producir material didáctico para utilizar con ellos.

Es la filosofía la que nos ayuda a buscarle un significado al mundo que nos rodea, a cuestionarnos y a confrontarnos con nuestras propias incongruencias, intentando llegar así a elaborar las preguntas específicas que nos lleven a las respuestas que a su vez nos llevarán a nuevos cuestionamientos que nos acerquen a encontrar sentido de la vida.

Para las vacaciones de julio, Ludosóficos propone un taller llamado Y tú, ¿qué piensas?, que invita, a través del juego, a reflexionar sobre la libertad. El encuentro, orientado para niños de entre 8 y 12 años que les guste preguntar y hacerse preguntas, será el 5 y 6 de julio, de 15:30 a 17:00 horas. Inscripciones: info@ludosoficos.com

Disfrute de la revista Digital

Chequear también

Parir con parteras

La madre de Sócrates, Phaenarete, era partera. Hipócrates formalizó la formación de parteras en Grecia …

Nuestros hijos y su infancia

Hay fantasmas tan temidos que preferimos cerrar los ojos y pretender que viven bien lejos; …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *